Botiquines para empresas y oficinas

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Promedio: 5)

En despachos y oficinas la legislación actual (ver el Real Decreto 486/1997) obliga a las empresas, de la misma forma que ocurre por ejemplo con los extintores, a disponer de un botiquín adecuadamente preparado para hacer frente a pequeñas emergencias y lesiones a los trabajadores y miembros de la empresa.

El botiquín deberá estar bien ubicado, visible y de fácil acceso, por ello es por lo que priman los botiquines tipo armario, dado que dependiendo del nº de empleados se necesitará un mayor número de componentes sanitarios, y se podrá fijar en el lugar escogido, para que de esa forma se sepa en donde se encuentra en todo momento y no se pueda extraviar, como podría pasar con un botiquín tipo neceser o bolsa.

Te indicamos una serie de buenos botiquines aptos para oficinas y despachos.

Armario de primeros auxilios (hasta 10 empleados)

Armario de una puerta con componentes sanitarios, para suplir las eventualidades que pudieran darse en una oficina, despacho, edificio, industria. Cumple con la normativa francesa vigente, para dar cobertura hasta a 10 personas.

Construido en poliestireno de acabado brillante, contiene 4 estantes con compartimentos y espacios para organizar el material. Se cierra a presión y la posibilidad de cerrarlo con llave.

Todos los elementos incluidos cumplen con la normativa de la CE.

Ver precio

Maletín de primeros auxilios SANS para empresas

Similar al anterior armario, pero en formato de maletín tenemos este botiquín de SANS, adaptado al normativa de hasta 10 empleados, apto para empresas, oficinas, despachos, edificio, taller o industria.

Su interior está dividido en 5 compartimentos. Por fuera, su asa ergonómica y antideslizante facilita su manejo y transporte. Dispone de cierres a presión para garantizar las buenas condiciones del material en su interior.

Como siempre ocurre con SANS, sus componentes cumplen la normativa de la CE.

Ver precio
Si te ha gustado este contenido, ayúdanos a compartirlo:

Deja un comentario