Desfibriladores

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Promedio: 5)

Desfibrilador semiautomáticoLos desfibriladores son una herramienta básica y muy útil en caso de infartos, muerte súbita y cualquier tipo de parada cardíaca. En esta página te explicamos que es un desfibrilador, los tipos, como se usa, donde es recomendado tener o contar con uno, y una selección de desfibriladores que puedes adquirir para tu negocio, almacén o institución.

¿Para qué sirve un desfibrilador?

Cuando una persona sufre un paro cardíaco o muerte súbita, podemos aplicar la reanimación cardiopulmonar (RCP), pero resulta más eficiente en determinados casos aplicar una descarga eléctrica controlada para ayudar a reestablecer el ritmo cardíaco. Esto es precisamente lo que hacen los desfibriladores. Es un equipo electrónico que, mediante unos electrodos colocados sobre el paciente, es capaz de aplicar descargas eléctricas, e incluso en los modelos más recientes, diagnosticar su estado mediante un electrocardiograma y guiarnos en todo el proceso mediante instrucciones de voz. Una herramienta indispensable que ayuda a salvar muchas vidas.

¿Qué tipos de desfibriladores hay?

En primer lugar distinguimos entre los desfibriladores internos y externos. Los internos se implantan en la persona mediante una intervención quirúrgica, de la misma forma que un marcapasos por ejemplo. Se suelen implantar en personas que suelan con riesgo frecuente y graves de arritmias o paradas.

Los desfibriladores externos son una máquina portátil que cuenta con unos electrodos que se aplican determinados puntos de la anatomía del paciente (pecho, brazo…), donde el propio modelo de desfibrilador indique.

Según el tipo de corriente o descarga que aplican, tenemos los desfibriladores monofásicos y bifásicos. Los monofásicos aplican una corriente en una sola dirección, habitualmente proporcionado 3 choques de 200, 300 y 360 julios de descarga eléctrica. Los desfibriladores bifásicos son más avanzados, son más eficaces y eficientes (consumen entre 25-40% menos de energía). Durante el choque la corriente cambia de polaridad para reducir el daño miocárdico. Suelen aplicar 3 descargas de 150 julios.

Si atendemos al tipo de usuario al que va dirigido (persona que va a utilizar el aparato, no el paciente) encontramos desfibriladores manuales, semiautomáticos y automáticos.

Los manuales están ideados para personal sanitario con experiencia y conocimientos en el uso de los mismos.

Los automáticos, o DEA, aplican la descarga sin ningún tipo de aviso, por lo que pueden resultar peligrosos tanto para el paciente como para la persona que va a aplicar la descarga. Es por esto que están en deshuso, aunque la terminología de DEA se sigue usando también para referirse a los desfibriladores externos de forma general.

Los desfibriladores semiautomáticos (DESA) advierten antes de aplicar la descarga, e incluso los más modernos dan una serie de instrucciones por voz y evalúan el estado del paciente, guiando al usuario que va a aplicar las descargas en todo momento. Son los más extendidos y fáciles de usar en entornos públicos.

Dentro de los desfibriladores semiautomáticos, tenemos los desfibriladores operacionales conectados (DOC). Es la solución más avanzada. Es un DESA que incluye un módulo de geolocalización para enviar ubicación exacta a los servicios sanitarios, y un sistema de teleasistencia para que un operador sanitario nos tranquilice y nos guíe en el proceso de atender al paciente y aplicar correctamente las descargas.

¿Cuándo o dónde es obligatorio tener un desfibrilador?

La normativa española establece, en cada Comunidad Autónoma, una serie de situaciones y lugares en los que es obligado disponer de algún desfibrilador. Normalmente suelen ser obligados en puertos y aeropuertos, grandes estaciones de autobuses o ferrocarriles, colegios y centros deportivos con determinado nivel de afluencia, grandes eventos y conciertos… Puedes consultar la normativa vigente en materia de desfibriladores.

¿En qué lugares es recomendable disponer de un desfibrilador?

Aparte de aquellos lugares en los que la ley obliga a tener un DEA, es recomendable disponer de un desfibrilador semiautomático en grandes empresas o centros de trabajo, almacenes y comercios por los que pasen una gran cantidad de clientes o personas, e incluso, en el hogar. Hay que tener en cuenta que más de la mitad de las paradas cardíacas se producen en el hogar, y afectan tanto a ancianos, como adultos, e incluso a jóvenes, aunque en menor medida.

Si vives en un bloque de pisos o en una urbanización con zonas comunes, sin duda es una buena recomendación que la comunidad de vecinos cuente con un DEA instalado en alguna zona común, quedando bien visible e identificada su ubicación, al igual que suele ocurrir por ejemplo con los extintores.

Desfibriladores semiautomáticos recomendados

Desfibrilador semiautomático AED7000 con autotest totalmente en español. Fácil de usar con 2 botones.
1 Opiniones
Desfibrilador semiautomático AED7000 con autotest totalmente en español. Fácil de usar con 2 botones.
  • CONTENIDO DEL PAQUETE: Desfibrilador Externo Semi Automático AED7000, set de electrodos para adulto, manual de usuario en español, maletín de protección y 1 batería de larga duración
  • BATERÍA DE LARGA DURACIÓN: 5 años en standby
  • AYUDA AL OPERADOR: Mensajes de guía para el operador por voz y led
  • SEGURIDAD DE DESFIBRILACIÓN: Protección de bloqueo para prevenir desfibrilación inadecuada
  • INDICADOR AUTOTEST: Comprobaciones periódicas del estado interno (diario, semanal, mensual) + pantalla LCD del estado
Kit completo desfibrilador. Desfibrilador semiautomático AED7000 + cabina + señal + kit RCP
  • CONTENIDO DEL PAQUETE: DESFIBRILADOR Externo Semi Automático AED7000 (con set de electrodos adulto, manual de usuario en español, maletín de protección, batería) + CABINA + SEÑAL + KIT RCP
  • KIT completo de cardioprotección. Fácil de instalar.
  • AYUDA AL OPERADOR: Mensajes de guía para el operador por voz y led
  • BATERÍA DE LARGA DURACIÓN: 5 años en standby
Desfibrilador Semi-Automatica Lifepoint Pro Aed - Semillas Automático Adulto
2 Opiniones
Desfibrilador Semi-Automatica Lifepoint Pro Aed - Semillas Automático Adulto
  • Batería No Recargable Por Larga Duración (LiMnO2) 15V, 3000Ma
  • Sensibilidad/Especificaciones: Cumple I Plataforma Aami DF80:2003
  • Sistema de análisis del paciente: el desfibrilador evalúa el ECG del paciente, la presencia de marcapasos, la calidad de la señal, la integridad del contacto del electrodo y la impedancia del paciente para determinar la necesidad de desfibrilación.
Zoll AED 3 BLS - Desfibrilador (con batería y funda)
  • Tabla de cortar CPR.
  • Un sistema de almohadilla desde el niño hasta el adulto.
  • Con metrónomo integrado.
  • Muestra la calidad del masaje de presión cardíaca.
  • Mide la profundidad de presión

¿Cómo usar un desfibrilador?

El uso de un desfibrilador externo semiautomático es muy fácil, ya que sólo hay que colocar los electrodos como se indica en los mismos de forma gráfica, y seguir las instrucciones de voz que la propia herramienta nos irá dando. Es recomendable también saber aplicar la reanimación cardiopulmonar, que debe complementar al uso del desfibrilador al tratar de reanimar a un paciente.

Te recomendamos que veas este vídeo donde se explica como hacer la reanimación cardiopulmonar y usar un desfibrilador para reanimar a un paciente:

¿Es seguro usar un desfibrilador?

Totalmente. Los DESA actuales son muy eficaces, tanto para el paciente como para la persona que va a aplicar las descargas. Los DESA nos guiará por voz, y si hacemos caso a sus sencillas instrucciones, son la forma más eficaz de restablecer el ritmo cardíaco de una persona mientras llega la asistencia sanitaria.

Si te ha gustado este contenido, ayúdanos a compartirlo: